El vestuario del Barça ya cuestiona el 4-2-3-1 de Koeman

Según informó el periodista Adrià Albets en el programa Què T’Hi Jugues de SER Catalunya, algunos jugadores del Barça empiezan a cuestionar el 4-2-3-1 de Ronald Koeman, especialmente su rigidez e insistencia en ese dibujo en lugar de ser más flexible e implementar retoques en el sistema de juego.

La información, obtenido de fuentes próximas el vestuario según explicó la SER, supone la primera grieta del vestuario con el holandés, que hasta ahora parecía haber convencido a los futbolistas de la necesidad de pasar del 4-3-3 con el que el Barça se había desplomado como un castillo de naipes a un 4-2-3-1 que pudiera blindar al equipo o, al menos, hacerlo más seguro.

Koeman ha mantenido varias veces durante la temporada que el sistema de juego es innegociable y, aunque en otras etapas de su carrera como entrenador ha utilizado otros sistemas (en Holanda llegó a jugar en el medio con De Jong, De Roon y Wijnaldum, si bien este pisaba zonas algo más ofensivas), ha cumplido su palabra y el Barça no se ha movido de ese sistema aunque ha habido partidos, especialmente el de Turín, en el que el Barça jugó básicamente un 4-4-2 con Pedri y Dembélé metidos en el centro del campo junto al doble pivote y Messi y Griezmann arriba.

La confianza en el sistema, como casi todo en el fútbol, se basará en los próximos resultados. Con cuatro derrotas en LaLiga, y un Barça que ha terminado muy desordenado en partidos como el Clásico, el del Alavés o el de Cádiz el pasado sábado, todo está en duda. Como el club a nivel institucional y deportivo, el dibujo táctico tampoco se salva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *